promo banner

¿Qué es la aromaterapia y cuáles son sus beneficios?

¿Crees que los aromas son terapéuticos? Hace 6000 años, los egipcios descubrieron las propiedades curativas de los aceites aromáticos.

Aromaterapia

Desde tiempos inmemoriales, la gente de todo el mundo ha utilizado aceites naturales:

los incorporaban a las comidas y bebidas, tomaban baños con aceites aromáticos para combatir el envejecimiento y trataban diferentes dolencias con aceites.

Por supuesto, en la actualidad, tenemos una gran diversidad de medicamentos patentados para combatir casi todas las enfermedades, además de una amplia selección de cosméticos, pero ¿por qué no aprender de la sabiduría de las civilizaciones antiguas y sumergirnos en el mágico mundo de los aromas curativos?

En primer lugar, veamos de qué se trata.

La aromaterapia es una técnica basada en las propiedades naturales de los aceites naturales que pueden inhalarse, frotarse, usarse para masajes o en forma de compresas. Estos aceites mágicos —que constituyen el 100 % de la esencia— se extraen de distintas plantas e incluyen determinadas funciones corporales y mecanismos «desencadenantes». Los científicos han demostrado que diferentes tipos de aromaterapia estimulan los receptores olfativos, que están conectados con determinadas partes del cerebro. Como resultado, el cuerpo se calma, se relaja o, por el contrario, en lugar de letargo, puedes sentir alegría y excitación instantáneas.

Los aceites de diferentes plantas y sus combinaciones tienen las más diversas cualidades, además de un efecto distinto sobre el cuerpo humano: calmante, regenerante, estimulante, antibacteriano, etc. En primer lugar, te conviene investigar con detalle todo lo que los aromas pueden lograr para saber exactamente cuál debes usar en cada caso.

Acné

Para sacarte de encima esas molestas erupciones cutáneas o impedir que aparezcan, lávate la cara con agua y aceites esenciales. Por ejemplo, el aceite de manzanilla de Roma disminuye la inflamación, restituye las células corporales y tiene propiedades curativas y antisépticas. También puedes probarlo en un baño: en agua tibia, agrega un puñado de loción espumosa con fragancia y entre 8 y 10 gotas de tomillo, manzanilla, lavanda, enebro o geranio. La primera vez, lo mejor es no mezclar fragancias. Pruébalas por separado para ver cuál te gusta más y cuál te resulta más eficaz. Debes quedarte sumergida en el baño durante al menos 20 minutos. Lo principal es no excederte: quedarte mucho tiempo en agua caliente hace mal al corazón. Tampoco te quedes dormida. Intenta agitar el agua para que, mezclada con los aceites, enjuague bien la piel.

Días de libertad.

¿Estás de mal humor y te sientes débil antes de la menstruación? Inhalar aromas te ayudará a mejorar el humor. Coloca una vela pequeña en la lámpara aromática y enciéndela. En la parte superior de la lámpara, coloca 5 gotas de aceite de lavanda por cada cucharada de agua. La llama del fuego calentará la mezcla, y el aceite comenzará a evaporarse y llenará el espacio con un agradable y relajante aroma. Por cierto, puedes rociar la misma mezcla en las sábanas antes de acostarte.

Dolor de mamas

Si sientes dolor e hinchazón en las mamas antes de esos días, prueba con compresas frías de lavanda. Por cada 200 ml de agua fría, añade de 6 a 8 gotas de aceite esencial, humedece pedazos de gasa y aplícalos sobre las mamas durante 10 minutos. La lavanda enfriará la piel y aliviará las molestias.

Menstruación

Si durante la menstruación, te duele un poco la zona baja del abdomen, puedes darte un masaje muy suave con un algodón embebido en aceite de geranio, manzanilla o ciprés. El aroma relaja el sistema nervioso, y el aceite y el masaje relajan los músculos.

Aceites esenciales populares que influyen sobre el estado de ánimo:

Relajan: ylang-ylang, sándalo, rosa, mejorana, cedro, bergamota, manzanilla, lavanda, limón y naranja, pachulí, vainilla.

Mejoran la inmunidad: árbol del té, limón, jazmín, lavanda.

Estimulan, y alivian el cansancio: romero, eucalipto, bergamota, albahaca, salvia, incienso, jengibre, pomelo, jazmín, limón, pachulí, menta, sándalo.

Mejoran el estado de ánimo: menta, pachulí, vainilla, ylang-ylang, lavanda, naranja, rosa.

Se recomienda usar los aceites de a uno, porque, algunos de ellos, si bien es poco frecuente, pueden causar una reacción alérgica. Por lo tanto, antes de usarlos, asegúrate de comprobar la reacción del cuerpo al aceite esencial. Prueba la tolerancia individual: colócate aceite diluido en agua sobre la piel y espera 12 horas. Si eliges el aroma correcto y evitas las alergias, ¡el placer y el buen humor están garantizados!

promo banner
Scroll to top button