¿Es normal tener mucho flujo vaginal?

Todo lo que debes saber acerca del flujo en la mujer. Te ayudamos a responder cómo es el flujo normal y si es normal tener mucho flujo. ¡Infórmate!

Es normal tener mucho flujo

A veces hay mucho, a veces hay poco, a veces incluso hay un ligero olor; de cualquier manera, lo sientes en tu pantaleta: el Flujo vaginal. 

Tranquila, todas las mujeres lo tienen, y es perfectamente normal. Pero, ¿qué es exactamente el flujo vaginal? ¿Cómo es el flujo normal de una mujer? ¿Qué lo provoca y por qué está ahí? ¿Es normal tener flujo todos los días con olor? Y, tal vez, lo más importante, ¿qué puedes hacer al respecto?

No te preocupes. En la mayoría de los casos, no hay nada de qué preocuparse. 

¿Es normal tener flujo todos los días?

Algunas mujeres tienen flujo vaginal todos los días, mientras que otras sólo lo experimentan ocasionalmente. El flujo, su frecuencia y la cantidad que experimentes variarán en función de las fluctuaciones hormonales normales a lo largo del mes, dependiendo de la fase del ciclo menstrual en la que te encuentres.

Esto significa que puedes experimentar más flujo cuando estás ovulando, amamantando o excitada sexualmente, mientras que algunos días encontrarás unas pocas gotas en tu ropa interior. 

¿Qué aspecto tiene el flujo normal?

El flujo vaginal puede variar en consistencia y color. A veces es transparente y otras veces es blanco lechoso. A veces es acuoso, y a veces tiene una consistencia más elástica, parecida a la clara de huevo. Por ejemplo, cuando es más cremosa y espesa, suele ser una señal de que se acerca la menstruación. Los estrógenos se liberan a medida que el cuerpo se prepara para la menstruación. Todo esto es normal. 

Otros tipos de flujo pueden ser una señal de que algo no va bien. Si el flujo en la mujer tiene una consistencia gruesa, pica, tiene un color diferente (piensa en un color blanco con consistencia de requesón, amarillo o verde) o tiene un olor fuerte, es un signo de infecciones vaginales. Lo mejor es consultar a un médico, él te aclarará las cosas, así que lo mejor es que pidas cita lo antes posible.

¿Qué significa una gran cantidad de flujo?

Los cambios en la cantidad de flujo se relacionan con la concentración de hormonas que hay en el organismo. Esto significa que la cantidad y la consistencia del flujo varían durante todo el ciclo menstrual a medida que cambia la concentración de estrógeno, progesterona y hormona folículoestimulante (también conocida como «FSH») para indicarles a los ovarios que fabriquen y liberen un óvulo. 

La ovulación generalmente aumenta la cantidad de flujo. La lactancia y la excitación sexual, entre otras situaciones, también desencadenan respuestas hormonales que aumentan tu producción de flujo.

Recuerda que siempre que el flujo no te pique, no tenga mal olor o sea amarronado o incómodo, es perfectamente normal. En muy pocos casos, un flujo vaginal excesivo es resultado de la inflamación del cuello uterino. Si te preocupa, el médico puede comprobarlo muy fácilmente. 

Quizá te preguntes cómo detener el flujo excesivo. Si bien no hay una forma de hacerlo, puedes lograr que tanto tú como tu ropa interior se sientan más frescas con los protectores diarios Naturella que absorben el flujo diario para que te sientes fresca y segura durante todo el día. Además, son flexibles y se adaptan a todos tus movimientos, así que casi no notarás que los estás usando.

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. 

Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Naturella®.

promo banner
Scroll to top button