¿Cómo se usan las toallas femeninas?

Cuando nos viene el periodo, nos queremos sentir lo más cómoda posible y una manera de asegurar sentirnos a gusto es saber cómo usar las toallas de la manera apropiada.

Como se usan las toallas femeninas

¿Estás usando tus toallas correctamente?

  1. Quita la envoltura

Con manos lavadas, saca la toalla higiénica de su bolsita individual. Si prefieres, puedes guardar la bolsita para desechar la toalla usada cuando la vayas a cambiar.

  1. Despega el protector

El protector de tu toalla higiénica es el pedazo de papel o plástico largo que cubre la parte posterior de la toalla.

  1. Pega la toalla

Pega la parte adhesiva de la toalla higiénica a tu ropa interior, asegurando de que esté centrada hacia la parte que se coloca entre tus piernas. Cuida que no esté demasiado adelante o atrás.

  1. Pon las alas

Si tu toalla tienes alas, dóblalas sobre la parte exterior de tu prenda y pégalas.

  1. Desecha la toalla

Cuando llegue el momento de cambiar tu toalla, despégala de tu ropa interior y envuélvela en la bolsita de tu toalla sanitaria nueva. Tírala a la basura. Nunca deseches una toalla o pantiprotector en el inodoro.

Otra manera de sentirte cómoda es saber cuál toalla es la mejor para ti, igual durante el día que por la noche. ¿Sabes la diferencia entre las toallas regulares, nocturnas y ultrafinas?

Sobre el contenido aquí publicado

La información de este artículo se basa en las recomendaciones de expertos que se encuentran en fuentes rigurosas: médicas, institucionales y/o gubernamentales. En ninguna circunstancia, el contenido de esta página debe reemplazar las sugerencias médicas y/o de especialistas. Es responsabilidad del lector siempre acudir a los profesionales para obtener orientación precisa. 

Para más información de nuestros lineamientos editoriales, consulta el apartado Ética Editorial de Naturella®.

promo banner
Scroll to top button