promo banner

¿Cómo hablar con tu hija sobre la menstruación y la pubertad?

Aquí tienes algunos consejos sobre cómo hablar con tu hija sobre la menstruación.

Como hablar con tu hija sobre la menstruacion y la pubertad

Busca el momento adecuado

Si no sabes a qué edad contarle a tu hija sobre la menstruación, fíjate si ella comienza a mostrar interés. Si lo hace, es un excelente momento para comenzar a hablar con ella sobre la pubertad. Es probable que, si tiene 8 años o más, ya esté atravesando algunos cambios físicos y sienta mucha curiosidad. La pubertad puede ser difícil de manejar para los padres. Puede parecer que has perdido a tu pequeña. La hija que solía pedirte que le cuentes historias para dormirse y a quien no podía faltarle el beso de las buenas noches, ahora quiere cambiar todo eso por revistas para adolescentes y tiempo para ella. Las salidas que solían disfrutar juntas de pronto pueden ser aburridas para ella, y para entrar en su cuarto necesitas una invitación.

Entonces, ¿cómo hablar con tu hija sobre la pubertad, si a veces no quiere hablarte en absoluto? Intenta no tomártelo de forma personal. Lo que parece rudo o desafiante es probablemente su manera de entender las cosas y de marcar su camino. Por mucho que los preadolescentes quieran ser independientes, siguen dependiendo de ti para muchas cosas, aunque no se den cuenta. Mantén la comunicación abierta. Lo peor que puedes hacer es dejar de escuchar.

¿Cómo hablar con tu hija sobre la pubertad y a qué edad contarle sobre la menstruación? Domina lo básico.

Todas las chicas son diferentes. Tu hija podría tener su primera menstruación a los 8 años o recién a los 16. Cuando llegue el momento, la pubertad comenzará gracias a la hipófisis, una glándula del tamaño de un guisante, ubicada cerca del cerebro, que envía señales al organismo para que libere mensajeros químicos llamados «hormonas». Las hormonas estimulan el crecimiento y el desarrollo de los órganos reproductores, además de otros cambios relacionados en todo el organismo. Una hormona secretada por la hipófisis hace que los ovarios fabriquen la hormona llamada «estrógeno». El estrógeno es responsable del desarrollo sexual primario. Cuando ella ovula, o libera un óvulo maduro, puede quedar embarazada.

Los niveles dinámicos de hormonas también pueden provocar los típicos cambios de humor en los adolescentes. Sin embargo, recuerda que estos cambios de humor son probablemente tan difíciles para tu hija como lo son para ti. No aflojes.

Debes saber qué esperar y cuándo

Si te preguntas cómo contarle a tu hija sobre la menstruación, recuerda que a todas las chicas les preocupa su primera menstruación: cómo será y si ella es normal o no. Lo más importante que debes transmitirle es que no hay algo «normal». Todas las chicas son diferentes. Para tranquilizarla, aquí tienes algunos síntomas que podría comenzar a tener y que te ayudarán a hablar con tu hija sobre la pubertad:

Crecimiento de las mamas: Las mamas comenzarán a crecer y a tomar forma, seguidas por el oscurecimiento de los pezones y la areola. Las mamas de las chicas generalmente se desarrollan en forma dispareja, sobre todo al comienzo, y debes dejarle en claro que no es algo para preocuparse.

Vello púbico: Se torna particularmente grueso y rizado hacia fines de la pubertad.

Brotes de crecimiento: A los 15 años, tu hija seguramente pegue un estirón en su altura y aumente de peso. Si no lo hace, consulta a tu médico de cabecera.

Flujo vaginal: Tu hija podría preocuparse la primera vez que note una mancha blanca o amarilla en su ropa interior. Aclárale que esto es normal y esperable. A menos que tenga comezón, olor o irritación vaginal, no debe preocuparse por tener una infección. Este flujo, por lo general, es un signo de que la primera menstruación se producirá en aproximadamente un año. Durante ese tiempo, puede usar los protectores diarios NATURELLA para mantenerse limpia, pero deberías contemplar la posibilidad de pedirle que siempre lleve una toalla femenina en su mochila en caso de que se produzca la menstruación.

Vello en las axilas: Esto es un cambio típico de fines de la pubertad.

Menstruación: La mayoría de las chicas tiene su primera menstruación entre los 12 y los 13 años. Sin embargo, no todas son iguales, y es normal menstruar a los 8 años o hasta los 16. Consulta a su médico de cabecera si tu hija no ha tenido su primera menstruación para esa edad.

¡No se trata solo de la menstruación! Cómo hablar con tu hija sobre la pubertad y las demás sorpresas que trae aparejadas

Quizá recuerdes cómo te sentiste tú con los otros cambios que se producen en este momento. Tu hija ya no es una niña, así que podría ser momento de que comience a usar desodorante, ya que las glándulas sudoríparas comenzarán a estar más activas. Una mayor actividad de las hormonas y de las glándulas sebáceas también podría provocar las primeras erupciones cutáneas, en especial en el rostro y la espalda. La higiene de las zonas íntimas también es muy importante. Si bien es incómodo, podrías tener que hacer hincapié en la necesidad de mantener todas sus zonas limpias para evitar infecciones.

promo banner
Scroll to top button