promo banner

¿Cómo decirle a tu mamá que estás en tu período?

¿Te preocupa cómo decirle a tu mamá que ya empezó tu periodo?

Como decirle a tu mama que empezaste a menstruar

Puede que te dé vergüenza hablar con tus padres sobre menstruación u otros temas femeninos personales, sobre todo si no estás acostumbrada a hablar de esas cosas. Pero tu mamá es un buen punto de partida por muchos motivos. Aquí tienes algunas ideas para romper el hielo.

Que parezca casual

Quizás la idea de una gran charla formal con tu mamá te parezca intimidante. En ese caso, puedes iniciar la conversación de forma casual, diciendo algo como: ""Dime, mamá, ¿alguna vez tu periodo fue muy muy largo?"" Esto abre la puerta para seguir charlando, y, créeme, ella sabrá rápidamente hacia dónde va la conversación y qué decir.

Escríbelo

Si te cuesta mucho iniciar una conversación cara a cara con tu mamá, déjale una nota en un lugar donde solo ella pueda encontrarla. Puedes escribir algo así: «Mamá, no sabía cómo decírtelo, pero creo que tuve mi primera menstruación. ¿Podemos hablar de eso esta noche?» Así, ella va a empezar la conversación y tú no tendrás que preocuparte sobre cómo hacerlo sin sentir vergüenza.

Envíale un mensaje de texto

Puede que te dé miedo de solo pensar en decir estas cosas en voz alta, y ni pensar en hacerlo cara a cara. En ese caso, quizás decirle a tu mamá por teléfono sea una buena opción. Si te parece que vas a poder expresarte mejor por escrito, envíale un mensaje. Así vas a poder pensarlo bien, pulir el mensaje y enviarlo recién cuando sientas que lo expresaste con las palabras correctas. Pero tampoco lo pienses demasiado. Algo simple como un «Mamá, ¿podemos ir a comprar toallitas más tarde? Creo que tuve mi primera menstruación» debería ser suficiente. Tu mamá ya lo pasó, así que déjala que lleve la discusión y todo saldrá bien.

Sé directa

Podrías optar por ser directa y simplemente decirle cómo te sientes. Empieza diciendo algo como: «Esto me da un poco de vergüenza, pero necesito que hablemos de mi periodo». Así, tú y tu mamá pueden ir directo al grano.

Sin importar si algo anda mal, cuéntale a tu mamá sobre tus preocupaciones o sobre los problemas con tu cuerpo. Incluso cuando todo marcha con normalidad, ¡no subestimes los consejos de mamá! Quizás ella te pueda dar ideas sobre cómo lidiar con los cólicos u otras recomendaciones útiles. Lo más probable es que ella haya tenido preguntas parecidas cuando era chica y le va a gustar que le preguntes.

promo banner
Scroll to top button