promo banner

5 remedios naturales para aliviar el dolor menstrual

Sientes cómo el dolor empieza a aparecer y enseguida lo sabes: ¡estás en esos días de nuevo! Los cólicos menstruales te pueden arruinar el día o, a algunas de nosotras, ¡la semana entera! Pero no tienes que apretar los dientes y aguantar.

5 remedios naturales para aliviar el dolor menstrual

Existen algunos remedios naturales simples que te pueden ayudar a sentirte mejor cuando tus dolores menstruales están en su peor momento. Prueba algunos de estos cinco métodos para aliviar el dolor (o combínalos):

1. A SUDAR

Si bien hacer ejercicio en esos días puede sonar como una pesadilla, te sorprendería saber cuánto puede ayudarte el ejercicio físico a reducir los dolores menstruales. Tanto un ejercicio leve, como una caminata rápida, aumentarán la circulación de sangre, lo que libera endorfinas y calma el dolor. Hacer ejercicio y estiramientos regularmente tiene un efecto positivo sobre tu salud en general, pero si tienes tendencia a tener periodos dolorosos, es aún más recomendable que los incorpores a tu rutina.

2. CONSIÉNTETE

A veces, algo tan simple como frotarte la panza, las caderas o la parte baja de la espalda con movimientos circulares puede aliviar el dolor menstrual, ya que la presión leve ayuda a relajar los músculos. Masajear estos puntos de presión por solo diez a veinte minutos puede hacer maravillas. Si quieres complacerte todavía más, agrega aceites esenciales a tu rutina. La lavanda, la salvia o la manzanilla se usan con frecuencia para aliviar los dolores menstruales. Una gota de una de ellas diluida en una cucharadita de aceite base (como aceite vegetal o aceite de cacahuate) será suficiente para tu sesión de masajes.

Si prefieres una sesión completa de spa (que definitivamente te mereces), toma un baño caliente antes o después del masaje, o aplica una compresa caliente en la parte baja del abdomen o de la espalda para aliviar la molestia de los cólicos menstruales.

3. CUIDA TU ALIMENTACIÓN

Seguro que era lo último que querías escuchar, y más teniendo en cuenta todos los antojos que aparecen antes o durante tu periodo, pero consumir comida chatarra o alimentos con mucha azúcar en esos días puede hacer que los síntomas empeoren. Si le prestas atención a tu dieta y agregas algunos suplementos a la ecuación, puedes reducir los cólicos, la hinchazón y otros síntomas del SPM.

Evita todo tipo de alimentos ultraprocesados, como carne y lácteos, aceites vegetales procesados,comidas fritas, harinas refinadas y azúcar. Reducir al mínimo el consumo de azúcar y carbohidratos te ayudará muchísimo a reducir los dolores menstruales.

4. NO OLVIDES HIDRATARTE

Nuestros cuerpos necesitan agua para funcionar bien. Durante un periodo regular puedes perder hasta 60 ml de sangre, por lo que es indispensable hidratarte para compensar la pérdida de fluidos. Deberías beber por lo menos 8 a 10 vasos de agua por día, en función de tu flujo. Mantenerte hidratada previene la hinchazón, además de que beber agua caliente o tibia aumenta el flujo sanguíneo, lo que puede ayudar a relajar los músculos contracturados. Si de verdad no puedes beber más agua, intenta agregar más alimentos con alto contenido de agua a tu dieta, como lechuga, vegetales al vapor, sopas o batidos. Por último, evita el café, el azúcar y el alcohol, ya que su consumo suele provocar deshidratación.

5. INCLUYE REMEDIOS HERBALES

Más allá de cuál de los métodos anteriores decidas probar, no te olvides de combinarlo con tratamientos con tés de hierbas. Hay muchas hierbas asociadas con el alivio de los dolores menstruales, así que elige la que mejor te funcione y la que te parezca más sabrosa. Te doy algunas ideas.

La vieja y confiable manzanilla hace mucho más que mejorar la calidad del sueño. Sus sustancias antinflamatorias relajan los nervios, lo que, a su vez, detiene los dolores menstruales. Las semillas de hinojo han demostrado ser una cura natural muy efectiva para los cólicos menstruales, ya que alivian las náuseas y la fatiga que, en general, aparecen junto con los dolores menstruales. Si se lo toma regularmente durante un periodo prolongado, el té de jengibre no solo reduce los dolores menstruales, sino que también calma otros síntomas del SPM y reduce el flujo menstrual.

A fin de cuentas, cualquier té es una buena elección, ya que beber líquidos calientes tiene un efecto relajante en tu cuerpo, aumenta el flujo sanguíneo y relaja los músculos contracturados.

¿Se te ocurre alguno otro consejo para aliviar los cólicos que quieras compartir para ayudar a otras chicas como tú?

promo banner
Scroll to top button